Parto respetado

felicidad

Unas semanas después de celebrar el día Mundial por el parto respetado y participar en unas jornadas sobre ello en mi hospital, quería escribir una entrada en el blog sobre ello.

Durante estos días pensaba lo que realmente la gente entiende por parto respetado. Si busco simplemente en Google las palabras parto respetado, en muchas webs describen el parto respetado como un parto humanizado y lo más natural posible, no obligando a la señora a estar tumbada, a no beber, a parir en litotomía…

Siento decir que para mí el parto respetado es mucho más que eso. ¿Acaso una señora que quiera estar la dilatación tumbada no puede tener un parto respetado? ¿Acaso una señora a quién se le practica una cesárea por cualquier indicación médica no puede tener un nacimiento respetado? Mi respuesta es sí!

cesarea

Para mí, un parto respetado es escuchar a la mujer y a su pareja, acompañarlos en este momento tan importante y aconsejarle sobre aspectos que pueden facilitar y ayudar a la situación. No podemos olvidar que los profesionales sanitarios tenemos unos conocimientos específicos para este momento de la vida y que poseemos unos conocimientos basados en la evidencia científica que avala nuestras actuaciones. El parto respetado está basado en la evidencia científica y en estos conocimientos.

bañera

Es verdad que durante toda la historia de la humanidad las mujeres han dado a luz y se trata de una hecho natural para el que nuestros cuerpos están preparados, todavía (de aquí unos siglos ya no lo sé), pero la presencia de hospitales y personal sanitario ha disminuido de manera muy significativa las muertes durante el parto y el posparto. ¿Por qué renunciar a este nivel de seguridad y a estos avances pudiendo tener un parto como queremos en un entorno seguro?.

pelota partos

Me da la sensación que se está creando una aversión en la sociedad hacia los sanitarios que atendemos el parto y se nos tacha de ser violentos durante el parto y no respetar los tiempos necesarios para que un bebé nazca. Hemos llegado a tal punto que hasta algunas personas llegan al hospital con amenazas, malas caras y una total desconfianza en el personal sanitario que los atiende. No podemos llegar a este punto!. Los sanitarios estamos allí para ayudar, nunca para hacer el mal!. Debemos crear una unidad familia/comadrona/sanitario y trabajar juntos en la misma línea, con confianza mútua y respeto.

parto

Como comadrona quería dejar mi reflexión para ayudar a otras personas a pensar en ello también. Nunca actuamos en contra de la salud de la mujer o el recién nacido. Trabajamos siguiendo unos conocimientos que están probados científicamente como lo mejor para su salud y los aplicamos siempre, y cuando ocurre un problema estamos entrenados para intentar resolverlo de la mejor manera posible.

Cada persona, cada familia es libre de elegir dónde y de qué manera nacerá su hijo. Todos los tipos de parto pueden y deben ser respetados, es un derecho, desde el parto natural sin peridural y de pie en casa, hasta la cesárea programada o el parto en litotomía con peridural. Un parto se convierte en respetado cuando se escuchan las preferencias de la señora y cuando se trabaja con la embarazada y su pareja conjuntamente, en fin, cuando se respeta la opinión de esa persona, sea cual sea!

Espero de todo corazón que cada uno de los nacimientos de este mundo sea vivido con la emoción que se merece este momento único y que el vacío que deja el bebé en el vientre se llene de felicidad y orgullo de ser capaz de realizar el mayor milagro de todos, dar vida!

manos

 

Fotos recogidas del concurso del 2016 The International Association of Professional Birth Photographers. Os invito a verlas, porque son realmente espectaculares!!

 

 

Sígueme!

2 comentarios


  1. // Responder

    Totalmente de acuerdo con lo que dices, a veces veo que hay un clima de enfrentamiento con todo lo que tiene que ver con la maternidad que nos lleva a situaciones desagradables. Yo tengo dos niñas, en los dos casos nacieron en hospital, en el primer parto di con una profesional que estaba a la defensiva con el tema y no podía preguntarle nada sin que me pusiera malas caras y malas contestaciones, por suerte llegó el cambio de turno y mi niña nació en otras manos más amorosas. No sé qué prejuicios o malas experiencias tuvo la primera matrona pero me hizo pasar un rato horrible en el momento más importante de mi vida.
    Esa ha sido la única profesional irrespetuosa que he encontrado en un hospital, todas las demás han sido un apoyo y una ayuda fantástica cuando más lo he necesitado.


    1. // Responder

      El profesional que te atiende en ese momento deja una huella imborrable y deseo para todas las personas un buen recuerdo y una experiencia inolvidable. Gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *