Quelitas caseras

Hoy para la merienda he hecho una receta muy sencilla y que siempre gusta, se trata de las famosas quelitas!

Tan sólo se trata de elaborar como una masa de pan con un poco de manteca de cerdo y darle la forma para que se puedan comer de un sólo mordisco. No tienen ningún secreto, pero son muy prácticas para llevar dentro de un pequeño tupper en el bolso y ofrecérselas a los niños cuando tienen ganas de comer algo. Además son galletas que pueden comer los bebés más pequeños, a partir de los 8 meses (en este caso conviene hacerlas un poco más grandes para evitar que se las pongan entera en la boca).

Otra gran ventaja que tienen es que duran muchos días si las tenemos bien cerradas. Este fin de semana nos vamos a un camping a pasar tres días y empiezo ya a hacer cosas para llevarnos. Esta receta es ideal para esto.

Están muy ricas solas y también son muy buenas para acompañar con una tabla de patés o quesos.

 

INGREDIENTES

  • 200 gr de agua.
  • 75 gr de aceite de oliva.
  • 40 gr de manteca de cerdo.
  • 1 pastillas levadura Levital.
  • 550 gr de harina normal o integral.
  • 20 gr de sal.

mosaico

Ponemos en el vaso de la Thermomix el agua, el aceite y la manteca de cerdo (es recomendable que la manteca esté a temperatura ambiente). 2 minutos, 37 ºC, vel 1.

Añadimos la levadura troceada con las manos y lo mezclamos 5 seg, vel 6.

Por último agregamos la harina y la sal y programamos 3 min, vel espiga.

Sacamos la masa del vaso y amasamos con las manos hasta que nos quede la masa uniforme. Cogemos bolas de masa y la extendemos con la ayuda del rodillo, dejando una placa de masa de medio centímetro aproximadamente.

Con un molde de forma ovalada de tamaño pequeño o con el tapón de una botella vamos cortando las quelitas y las colocamos sobre la bandeja de horno (sobre papel de hornear).

Ahora las espolvoreamos con un poco de sal para que queden saladitas por encima. Con un tenedor le hacemos unos agujeritos en el centro de cada galleta y dejamos que leven durante un cuarto de hora. Seguidamente las horneamos a 180 ºC hasta que estén bien doradas. No las podemos sacar cuando todavía están blanquecinas porque si no nos quedaran demasiado blandas y las quelitas deben ser crujientes.

IMG_4429

Sígueme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *