Formatjades de brossat (requesón)

IMG_4061[1]

 

Mi entrada en el blog de hoy va a ser para la sección de cocina. Este fin de semana visitamos una feria donde vendían productos típicos de la isla y justo vi el requesón, aquí llamado “brossat”, tan fresco y con tan buena pinta, no puede hacer de menos que comprar. En ese mismo instante pensé que con él haría una pasta típica de aquí que se llama formatjada. Las hay de carne o de requesón. Las de carne ya las había hecho alguna vez, pero las de requesón no, así que quise hacer el experimento. Además son muy populares en semana santa, así que me van como anillo al dedo.

El proceso es un poco laborioso, pero si seguís los pasos que indico con fotos lo conseguiréis. Yo he amasado la masa y he mezclado el relleno con la Thermomix, pero se puede hacer perfectamente de manera tradicional o con una amasadora.

Entonces… manos a la obra!

 

Ingredientes para el relleno:

  • 500 gr. de requesón
  • 250 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • una cucharadita de canela en polvo
  • ralladura de limón al gusto
  • harina

Ingredientes para la masa:

  • 600 gr. de harina
  • 90 gr. de margarina
  • 90 gr. de aceite girasol
  • 20 gr. de levadura fresca (tipo Levital)
  • 170 gr. de agua (aproximadamente)

 

  1. Mezclar los ingredientes del relleno, todos menos la harina. La harina debe ir tirándose a poco a poco hasta conseguir una textura no muy líquida. Debes poder ponerla sobre la masa y que no se derrame. En la Thermomix yo lo he hecho 4 minutos a velocidad 2 y he ido tirando la harina por la boquilla.
  2. Para la masa, primero fundimos la levadura con un poco de agua. Añadimos al vaso de la Thermomix todos los ingredientes y programamos 4 minutos, velocidad espiga. En este caso controlamos la consistencia de la masa y añadimos agua o harina hasta que quede una masa que no se pega en los dedos, debe ser fácil de trabajar.
  3. Cogemos 2 porciones de la masa del tamaño de un huevo y los aplanamos con el rodillo. En una de ellas le realizamos con la rueda dentada dos o tres cortes (deben ser grandes, a mi me quedaron demasiado pequeños para mi gusto).IMG_4053[1]
  4. En la otra masa añadimos justo en el centro una cucharada sopera de relleno.IMG_4054[1]
  5. Con el dedo mojamos con agua alrededor del requesón para evitar que al hornear se nos abra la formatjada (aún así es fácil que alguna de ellas se abran).IMG_4055[1]
  6. Colocamos la masa con los cortes encima del requesón.IMG_4056[1]
  7. Apretamos firmemente con los dedos alrededor del requesón para juntar las dos masas.IMG_4051[1]
  8. Con un molde dentado cortamos el exceso de masa. El típico para hacer las formatjades de “brossat” es ovalado, pero yo no tenía y utilicé uno redondo.IMG_4052[1]
  9. Retiramos el exceso de masa y con muchísimo cuidado con la ayuda de una cuchillo para despegar la formatjada del mármol, la colocáis en la bandeja del horno.IMG_4050[1]
  10. Horneamos a 180 ºC durante más o menos 30 minutos, hasta que veamos que están doraditas, pero no mucho porque debe quedar la masa blandita, no crujiente.

 

Y aquí tenéis el resultado!! Buenísimas!!! Espero que os gusten tanto como a mí.

IMG_4058[1]

Sígueme!

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *